Olga, felicidades en alcanzar el nivel de Embajadora, y por ser la primera mujer en realizarlo! Todos en la compañía estamos orgullosos por tu crecimiento, cómo te sientes?

Gracias!! Estoy súper feliz, muy contenta y muy honrada de ser parte de la gran familia VI, sigo en las nubes y casi sin creérmela, algo que cuando entras es como “la gran meta” se me cumplió!!!

Para empezar, compártenos un poco de tu vida: de dónde eres? Qué tipo de crecimiento tuviste? Qué es lo que te ha distinguido a través de tu vida?

Bueno pues yo soy originaria de Monterrey N.L. Estoy casada y tengo 2 hijos, Victor Eugenio y Catalina. Vengo de una familia de seis, mis papás, dos hermanas y un hermano. Yo soy la más chiquita de la familia. Crecí en una familia muy unida. Mi Papá es un hombre muy trabajador y de él aprendí a dar lo mejor de mí en cada cosa que hago y a “echarle ganas” como él me decía. Algo que siento que me ha distinguido a lo largo de mi vida es el que soy muy positiva, el que siempre trato de buscar solución a cualquier problema y el que siempre siempre siempre me gusta reír y ser feliz.

Detrás de cada éxito existió un reto tremendo, algo que se tiene que superar. Platícanos un poco de tus experiencias como profesional, tus éxitos y lecciones, y sobre todo lo que has tenido que superar para llegar aquí.

El reto más grande que siempre he tenido es la autocrítica y la falta de seguridad y confianza en mí. Aún así siempre suelo lograr lo que me propongo. Siempre doy lo mejor de mí y esa es la lección más grande que yo he aprendido a lo largo de mis experiencias profesionales. Siempre dar lo mejor de mí es la clave para lograr lo que me propongo, y yo creo que es lo que me ha traído hasta donde estoy en este momento—no paralizarme por el miedo e intentarlo.

Qué te atrajo a Vi como compañía? Cuál fue tu visión y cuál fue la oportunidad que tu detectaste?

En el momento que me platicaron de VI no dudé en que era la oportunidad perfecta para mí. Claro que me sentí con muchas inseguridades y miedo por la responsabilidad que era ser la primer mujer en México y por no saber si iba a poder—pero fueron más fuertes mis ganas de intentarlo, de querer dar todo de mí, de hacer que funcionara y de querer encontrar a las personas correctas para compartirles esta gran oportunidad. Lo mejor es que cada día me doy cuenta que fue la mejor decisión que pude haber tomado.

Qué es lo que personalmente te motiva? De donde nace tu energía?

Una de las cosas que me ha motivado durante toda mi vida es el ayudar. Es la satisfacción más grande para mí y lo que me hace crecer como persona y me inyecta esa energía para el día a día. Fue mágico darme cuenta que VI se trata completamente de eso—de ayudar a las personas a tener una mejor vida, salud y prosperidad. El ayudar a las personas a cumplir sus sueños, sus metas y ver los logros de las personas del equipo me llena de una energía y satisfacción indescriptible. También mi motor más grande en la vida son mis hijos. Por ellos me levanto cada día queriendo hacer las cosas mejor, para cuando ellos crezcan se sientan orgullosos de su Mamá.

Para todos que quieren alcanzar el nivel de Embajadora (o simplemente lograr el próximo rango), puedes compartir con ellos sobre tus hábitos diarios—cuales son los hábitos que más te han ayudado a realizar tu éxito y cómo los desarrollaste?

Yo creo que el hábito más importante es el mantenerte motivado y positivo, no dejarte vencer por los “no.” Como siempre lo digo, compartirlo con pasión, creértela y sobre todo duplicar el sistema tan sencillo que tenemos en VI. Es de dejarnos guiar por los grandes en Vi. Otra cosa es no dejar pasar ni un solo día sin hacer algo por llegar a la meta, ayudar ayudar y seguir ayudando a todo el equipo y transmitir esa seguridad de que estamos en el lugar correcto con las personas correctas y en el momento correcto para cambiar a México.

Cuál es tu visión para Vi en el mercado de México? Cuáles son los retos y cuales las oportunidades que tú ves? Hasta donde puede alcanzar la visión de Vi en México?

La visión que yo tengo para Vi en México es muy grande. Sé que es una gran oportunidad de ayudar a muchas de las familias mexicanas a cambiar su vida, no solo en el lado económico sino en el de la salud. Obviamente el reto principal será el abrir la mente y el corazón de cada persona a la que le llevemos VI. Vi—así como lo dijo Nick—no viene a probar a ver si funciona en México, viene hacer que funcione y va hacer que funcione así como lo ha hecho en los otros 14 países. Así es que yo creo que vamos bien, estamos siguiendo el sistema, duplicando lo que nos enseñan y eso yo creo que ya no se puede parar. Ya tenemos un camino recorrido por los grandes que sólo tenemos que seguir, y eso es lo que estamos haciendo. Así es que veo para México un gran cambio de vida, salud y prosperidad en los próximos años gracias a Vi.

Para lograr éxito se tiene que ser buen vendedor. Dinos 3 cualidades que todo buen vendedor debe ejercer o desarrollar?

Esta pregunta me da risa y a la vez me llena de alegría porque con Vi me di cuenta de lo siguiente :
Yo siempre pensé que yo no era buena para vender. Me invitaron en otras ocasiones a diferentes compañías en esta industria y siempre mi respuesta era, “yo no soy buena para vender.” Y cuál fue mi sorpresa que al atreverme a entrar en Vi me di cuenta que tal vez yo no era buena para vender pero sí era buena para recomendar y compartir, y eso cambió completamente la preservativa en mí. Así es que yo creo que las 3 cualidades o habilidades que debemos tener en esta industria son las siguientes :
  1. La habilidad de compartir las cosas con pasión y manteniéndolo sencillo
  2. La habilidad de hacer sentir a la persona que puede lograrlo y hacerlo “creérsela”
  3. Y la Habilidad de saber usar las herramientas adecuadas para la persona indicada
Existen muchas otras pero creo que esto es la base de todo.

Qué le recomendarías a alguien que quiere formar parte de Vi para crecer su negocio?

Que se la crean. Que crean en ellos mismos en que lo pueden lograr. Que sientan la pasión por lo que estamos haciendo y lo compartan de esa manera. Que excusas hay muchas pero que nada ni nadie trunque su “por qué.” Que el momento adecuado para empezar no existe, nosotros decidimos cuando queremos atrevernos y salir de esa zona de confort para dar paso a lograr cosas grandes. Que no dejen que la pasión se apague. Que se mantengan motivados y trabajando en equipo que el sueño de su equipo sea más importante que el propio, y nunca pero nunca se den por vencidos. Pero sobre todo que siempre den lo mejor de ellos mismos y de esa manera no va haber quien los pare. Yo aprendí a soñar en grande y doy gracias todos los días por esta oportunidad que llegó a mi vida, así es que mi recomendación es siempre que lo peor sería no intentarlo.

Finalmente, todo mundo tiene la mirada en México. Qué se puede esperar de México en 2019 y más allá?

Se puede esperar un cambio, porque eso es lo que vamos a lograr. Un cambio de vida, salud y prosperidad en todo México. Se está creando un equipo unido de trabajo en donde juntos luchamos por este mismo objetivo y con la misma pasión y entrega ¡vamos a lograrlo!