Como empresaria, dueña de una panadería y madre soltera, María Teresa (o “Tere”) no es ajena a los desafíos. Sin embargo, ocho años después de su tercer embarazo, Tere se encontró con lo que parecía un desafío insuperable: ¿cómo perder el peso que había subido desprevenidamente en esos años?

Esto era particularmente desalentador, porque una serie de problemas personales le desplomaron su autoestima durante ese tiempo. No había manera de evitarlo… tuvo que empezar desde abajo.

“Perdía un poco de peso, pero luego lo volvía a subir porque no tenía interés en mi salud, debido a mi baja autoestima”.

Nueva Esperanza

Deprimida y dolida, Tere finalmente descubrió el Challenge de Body by Vi. Inmediatamente le encantó, y quedó especialmente satisfecha por lo fácil que se hizo el desayuno con el Vi-Shape Nutritional Shake.

“Es verdad que sabe a pastel, yo hago pasteles”, dijo. El Vi-Shape Shake me ayudó a cambiar mis hábitos alimenticios. Empecé a sentarme a comer. Me tomaba otro batido por la noche, y eso me ayudaba a evitar pasar horas sin comer”.

Comenzando

Como tantos otros, Tere se dio cuenta que perder peso no es simplemente una cuestión de comer los alimentos adecuados. Tiene que empezar con la mentalidad correcta: saber exactamente lo uno quiere, por qué lo quiere y no tener miedo de ir tras ello.

Después de haber comenzado su Challenge, Tere se sorprendió al descubrir lo mucho que lo disfrutaba y lo fácil que era todo. Se inscribió en un gimnasio para apoyar aún más su esfuerzo por perder peso y llevar una vida saludable.

Estableciendo Metas

“Mi objetivo era perder un mínimo de 10 kilos. Honestamente, nunca creí que me vería como me veo ahora, como solía hacerlo. Mi nuevo objetivo es bajar a 68 kilos y aumentar la masa muscular”.

El Shape Kit, el CLA+ (y ocasionalmente una Nutra-Cookie y Nutra-Bar) formaron una parte esencial en su travesía para perder peso.

La Travesía Hacia el Autodescubrimiento

Fue en esta travesía que Tere aprendió, tal vez por primera vez, sobre su propio valor. Descubrió que realmente no hay límites para lo que puede lograr, y ha tomado la decisión de buscar siempre nuevos retos.

“Aprendí que mi autoestima y mi salud son las cosas más valiosas que tengo. Que se puede todo lo que uno se proponga, que no es cuestión de edad, lo que sientes al alimentarte adecuadamente te hace sentirte bien en todo sentido. He hecho las paces con el espejo, ¡y se me nota porque todo mundo me dice!”

¡Resultados!

En el transcurso de múltiples Challenges de 90 días, Tere ha rebajado más de 16 kilos, ¡y 3 tallas de vestido! Uno de sus momentos favoritos es cuando fue capaz de lucir con confianza un bikini en Cancún.

¿Qué Sigue?

Tere ahora cree firmemente en que uno puede lograr cualquier objetivo que se haya fijado.

“La gente no me cree que tenga 45 años y tenga tres hijos. He podido compartir mi historia con muchos otros e inspirarlos. Quiero que sepan que no es cuestión de edad, sino que se trata de amarse y desafiarse a uno mismo“.

No podríamos haberlo dicho mejor, Tere. Estamos orgullosos de todo lo que has logrado y queremos que todos ustedes sepan que ¡ESTE PODRÍA SER USTED!

Entonces… ¿Está listo para el Challenge?